Instalación de un suelo Tarkett

Los productos y técnicas desarrollados por Tarkett han convertido la instalación de un suelo nuevo en una fácil tarea. Existen, no obstante, ciertas prácticas sencillas que facilitan la obtención de los mejores resultados. 

Tómese su tiempo
No importa si elige madera, laminado o vinilo: la instalación de un nuevo suelo nunca ha sido tan sencilla. Todos nuestros suelos están diseñados para facilitar su instalación; aún así, como ocurre en el caso de cualquier otro, conviene dedicar cierto tiempo al proyecto con objeto de conseguir los mejores resultados. Comprobará que invertir un poco más de tiempo en la preparación y la ejecución del proyecto es más un placer que una tarea monótona.

Antes de empezar: lista de comprobación

  • Qué forma tiene el espacio? ¿Es rectangular, cuadrado, un pasillo o un vestíbulo? Determine la dirección en la que instalará el suelo.
  • ¿Dispone de unidades suficientes del suelo elegido para cubrir el área?
  • ¿Ha previsto la necesidad de cubrir bordes o esquinas complejos?
  • Asegúrese de que los niveles de temperatura y humedad sean normales (por lo general, la temperatura debe ser superior a 18 °C con una humedad relativa comprendida entre el 40 % y el 70 %). En particular, la madera precisa que ambos parámetros presenten niveles moderados (manteniéndose la humedad relativa comprendida entre el 30 % y el 60 %).
  • Asegúrese de que el subsuelo esté limpio y seco.
  • Permita que el suelo (aún embalado) repose en la habitación entre 24 y 48 horas para que se adapte a las condiciones ambientales.
  • Ninguno de nuestros suelos precisa de herramientas complejas para su instalación; no obstante, resulta útil disponer

Preparativos
Independientemente de si el suelo destinado a la instalación es de vinilo, laminado o de madera, el subsuelo debe encontrarse nivelado, ser firme y estar seco. Limpie la superficie con cuidado empleando un aspirador para garantizar que se encuentre completamente limpia y libre de residuos. 

Los suelos laminados y de madera se pueden instalar sobre:

Cemento – Si es nuevo, debe dejarse secar durante, al menos, 90 días. Este tipo de subsuelos exige el uso de una barrera de vapor y puede incluir también aislamiento acústico; son admisibles, asimismo, los productos que actúan simultáneamente como barrera de vapor y aislamiento acústico.

Madera – Debe ventilarse adecuadamente; los tablones sueltos deben fijarse empleando clavos o tornillos para evitar que se muevan. Recuerde no instalar una barrera de vapor en este caso.

Moqueta – Sólo si es de pelo corto y se encuentra adherida directamente a un subsuelo de madera con adhesivo. Recuerde no instalar un soporte en este caso.

Losetas - Sólo si son gruesas y no se encuentran sueltas, agrietadas o dañadas de algún otro modo..

Los suelos de vinilo se pueden instalar sobre :
Cualquier superficie; no obstante, deben garantizarse los siguientes extremos:

Limpieza meticulosa - debe eliminarse todo resto de pintura, aceite, cera, barniz o disolvente.

Alisado- los bultos y protuberancias, como aquellos que podrían representar las cabezas de los clavos o las irregularidades de la superficie, deben eliminarse o lijarse.

Reparación - debe verificarse si existen huecos o grietas y, si es así, repararlos. Si opta por el uso de un relleno de cualquier tipo, permita que se seque completamente antes de instalar el suelo.

En línea recta

Independientemente de la dirección en la que decida instalar el suelo, conseguirá un acabado verdaderamente profesional si evita que los tablones o láminas queden torcidos o inclinados al disponerlos sobre la habitación. Asegúrese de que la primera línea sea perfectamente recta de pared a pared (dibujar una línea con un lápiz puede resultar de ayuda) y continúe comprobándolo conforme progrese.

Separación correcta
Como cualquier otro producto natural, los suelos laminados y de madera se expanden y contraen en función de los cambios en la temperatura y el nivel de humedad. Es importante mantener una cierta separación alrededor del perímetro de la habitación, de modo que el suelo disponga de espacio para expandirse. Para conseguirlo, disponga la primera fila de tablones, al menos, a una distancia comprendida entre 8 y 10 mm de la pared. Normalmente, un zócalo o rodapié permite cubrir la separación resultante una vez terminada la instalación del suelo

Preparado, listo, ¡ya!

Laminado
Los sistemas T-Lock y el novedoso 2-Lock facilitan en gran medida la instalación de nuestros suelos laminados. En particular, el sistema 2-Lock permite llevar a cabo el proceso más rápido que nunca. En ambos casos, la instalación se lleva a cabo encajando piezas, sin necesidad de emplear adhesivos, clavos ni complejas herramientas. Compruebe cuántas filas necesitará; puede presentar los tablones relajadamente en la habitación y asegurarse así de que la anchura de la última fila no sea inferior a 50 mm, de modo que pueda cortarla con facilidad. Si lo es, corte la primera fila; ello concederá algo más de anchura a la última. El resultado será un suelo más sólido y de mejor aspecto.

Madera
Nuestros suelos de madera están disponibles en tres sistemas de fijación: Ultraloc, T-Lock y el novedoso 2-Lock. Todos ellos permiten fijar unos tablones a otros, consiguiendo que encajen a la perfección, sin separaciones ni bordes irregulares. Son también muy rápidos y fáciles de usar; en particular, el sistema 2-Lock permite llevar a cabo el proceso más rápido que nunca. Compruebe cuántas filas necesitará; puede presentar los tablones relajadamente en la habitación y asegurarse así de que la anchura de la última fila no sea inferior a 50 mm, de modo que pueda cortarla con facilidad. Si lo es, corte la primera fila; ello concederá algo más de anchura a la última. El resultado será un suelo más sólido y de mejor aspecto. 

Sacar el máximo partido de los tablones de madera o laminados

Los tablones se pueden disponer en cualquier dirección. Sin embargo, es posible disfrutar de su mejor aspecto y rendimiento disponiéndolos:

  • En habitaciones rectangulares y pasillos, en sentido longitudinal
  • En habitaciones cuadradas, hacia la fuente de iluminación.

Vinilo
Ponemos a su disposición una amplia gama de suelos de vinilo diferentes que abarca desde nuestros innovadores productos ‘Floor in a Box’ y ‘Starfloor’ hasta otros formatos en láminas más tradicionales.
Los sistemas Floor in a Box y Starfloor cuentan ambos con un refuerzo autoadhesivo que permite adherir el suelo directamente y ajustarlo después junto a las paredes empleando una cuchilla afilada. Los dos productos se pueden volver a colocar hasta conseguir el ajuste perfecto.

Gracias a TarkoSpray (nuestro innovador adhesivo en espray), cualquier suelo de vinilo es ahora rápido y fácil de colocar. Pulverizar el adhesivo directamente en el suelo y disponer el vinilo sobre él es todo lo necesario. Al igual que ocurre en el caso de nuestros productos autoadhesivos, el suelo se puede volver a colocar hasta conseguir el ajuste perfecto.  

Instrucciones incluidas
Proporcionamos instrucciones detalladas con todos nuestros productos. También puede descargar más información de la página de cada producto o de nuestro centro de documentación.